jueves, julio 25, 2024
InicioMexicaliPROMUEVE HOSPITAL MATERNO INFANTIL DE MEXICALI INVOLUCRAMIENTO MASCULINO EN LOS CUIDADOS DEL...

PROMUEVE HOSPITAL MATERNO INFANTIL DE MEXICALI INVOLUCRAMIENTO MASCULINO EN LOS CUIDADOS DEL RECIÉN NACIDO 

* Destaca que esta práctica contribuye a la salud de una sociedad donde existe igualdad de derechos y responsabilidades 

MEXICALI.- El embarazo y el período posterior al nacimiento son momentos de cambio significativo en la vida de una familia. Por ello, el Hospital Materno Infantil de Mexicali da a conocer los aspectos positivos del involucramiento masculino en estas etapas que culturalmente están más asociadas a la madre y familiares mujeres.  

José Rojas Serrato, director del nosocomio, señaló que para la unidad hospitalaria es grato ver el avance paulatino del involucramiento de hombres en los cuidados de los recién nacidos e infantes, específicamente en la aplicación de vacunas y realización de pruebas neonatales metabólicas y de audición.  

Señaló que es importante fomentar la participación activa de las figuras masculinas de una familia, que bien puede ser el padre del menor o algún otro familiar, lo cual es un paso hacia un cambio en los roles en los que las tareas del cuidado de la mujer embarazada, en etapa de puerperio o de atención al bebé se les asignaba sólo a las mujeres.  

Se trata de fomentar la igualdad o justicia en la distribución de las tareas del hogar y la crianza y también de obtener beneficios tangentes al involucrarse de forma sensible y consciente. 

Cuando existe esta participación masculina, se reduce el estrés de la madre a la que generalmente se le adjudican todos los cuidados del recién nacido. Esto beneficia la salud emocional y mental de la mujer, que en ocasiones puede desarrollar depresión y sentirse rebasada por la sobre carga de responsabilidades al no recibir apoyo en la crianza. Además, se fortalecen los lazos afectivos y una comunicación más abierta y sana. 

“Cuando ambos padres se involucran en el cuidado del bebé durante la noche, la madre tiene la oportunidad de descansar más, lo que puede mejorar su estado de ánimo y su bienestar general. Este trabajo en equipo puede influir en el fortalecimiento de una relación y en buen clima de los entornos familiares”, añadió. 

También existen beneficios comprobados para los bebés, pues se fortalece el vínculo afectivo con la figura masculina y esto beneficia su desarrollo emocional y social al experimentar diferencias en el estilo de cuidado, recibir atención y cariño de ambas partes.  

De esta forma, se promueven nuevos estilos de crianza donde exista igualdad de género, ya que tanto madre y padre tienen el mismo derecho y obligación de participar en los cuidados de sus bebés. Esto en un futuro podría ir generando nuevos enfoques de la paternidad, construyendo relaciones familiares más sanas. 

De igual forma para el hombre que decide involucrarse existen beneficios, como desarrollar el sentido del logro al ver los avances del crecimiento de sus infantes y mejoramiento en las habilidades de comunicación y parentales. 

“Durante la crianza existe el reto de aprender a comunicarse con el bebé y enseñarle a hacerlo, esto es un crecimiento mutuo. Aprender a cuidar a una hijo o a un hijo puede fortalecer habilidades valiosas como la paciencia, empatía y resolución de problemas”, abundó.  

Finalmente, Rojas Serrato exhortó a que se promueva y se facilite en todos los sectores sociales la participación del hombre en la crianza, desde la familia hasta en los entornos laborales e ir contribuyendo a modificar los estereotipos sobre este tema. De esta forma, se contribuye a la salud de una sociedad donde existe igualdad de derechos y responsabilidades. 

ARTICULOS RELACIONADOS

Mas leídos