jueves, septiembre 29, 2022
InicioMexicaliESTRÉS Y ESFUERZOS CRÓNICOS PROVOCAN CALAMBRES

ESTRÉS Y ESFUERZOS CRÓNICOS PROVOCAN CALAMBRES

Los calambres son un síntoma neuromuscular consistente en una contracción dolorosa, involuntaria y transitoria de uno o varios músculos  que altera el movimiento.
 
El doctor César Figueroa, director del Hospital General regional (HGR) número 20 del Instituto Mexicano del seguro Social (IMSS) en Tijuana, señaló que ocurre en  cualquier parte del cuerpo y su resolución es espontánea, pero se requiere del relajamiento de la parte afectada.
 
Indicó que hay diferencias entre  calambres y contracciones, síndrome que se caracteriza por accesos de convulsión tónica y dolorosa de los músculos; en éstos,  se requiere de tratamiento médico para conseguir la relajación.
 
La mayoría de casos, indicó, este padecimiento es el resultado de un esfuerzo intenso agudo o crónico, como es el caso de atletas que participan en actividades como maratones, marcha o deportes más comunes como el futbol y se atribuyen, además del esfuerzo, a la pérdida de líquidos corporales por la sudoración, así como de electrolitos como sodio y potasio, además de presentarse cuando un músculo está sobre utilizado o lesionado
 
En las pantorrillas se registran sobre todo durante la natación o al dormir, mientras que en las piernas están más relacionados con actividades que incluyan correr y saltar. Los que se dan en el cuello son, por lo general, provocados por estrés acumulado.
 
En las embarazadas, los calambres responden al peso extra que ejerce el bebé sobre los nervios y vasos sanguíneos de las extremidades inferiores.
 
Si son esporádicos, en todos estos casos, es recomendable aplicar un analgésico habitual, reposo, colocar hielo sobre la zona afectada, mantener la posición de alargamiento del músculo hasta que ceda la contractura.
 
Sin embargo, advirtió el director del HGR número 20 del IMSS que los calambres pueden ser también síntomas de alguna enfermedad, por lo que en caso de ser constantes se debe acudir con su médico familiar.

 

ARTICULOS RELACIONADOS

Mas leídos