jueves, septiembre 29, 2022
InicioMexicaliAUTONOMIA UNIVERSITARIA, VALOR FUNDAMENTAL DE UABC

AUTONOMIA UNIVERSITARIA, VALOR FUNDAMENTAL DE UABC

Con el objetivo de analizar, estudiar y difundir la autonomía universitaria como un valor fundamental, que desarrolla el trabajo académico en las universidades, garantizándose así la libertad de cátedra e investigación, la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), a través del Centro de Estudios Sobre la Universidad (CESU), presentó la conferencia magistral “Autonomía Universitaria. Transparencia y rendición de cuentas”, impartida por el doctor Manuel González Oropeza, magistrado de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Previo a la presentación del ponente, el Rector de la UABC, doctor Juan Manuel Ocegueda Hernández, señaló que con esta conferencia y otras que se realizarán con la misma temática, se busca dar cumplimiento a la política 12 “Gestión con transparencia y rendición de cuentas” del Plan de Desarrollo Institucional de la UABC 2015-2019, específicamente a la estrategia 12.7 que busca fomentar la cultura de la legalidad y fortalecer los esquemas para la transparencia y rendición oportuna de cuentas y la gestión documental.

Especificó que debido a las imprecisiones existentes en la conceptualización de la autonomía universitaria proliferan malas prácticas al interior de las instituciones lo que genera desconfianza y malestar social, así como la intervención de externos con fines distintos a los de carácter académico y educativo.

“La autonomía, la transparencia y la rendición de cuentas no son prácticas excluyentes, pero conocemos también que una autonomía ejercida de manera responsable que proteja a la Universidad de las imposiciones de grupos externos, motivados por ingresos políticos es una condición indispensable para que estas instituciones cumplan con eficiencia y eficacia las responsabilidades que les ha encomendado la sociedad.

Por su parte, el doctor González Oropeza mencionó durante su conferencia que la autonomía universitaria es un instrumento para salvaguardar los valores e ideales de una comunidad universitaria, la cual merece respeto a su libertad y capacidad de decidir por sí misma sobre sus propias normatividades y actividades académicas.

Evocó que en 1980 se reformó la Constitución Federal de México para incluir en la fracción séptima del artículo tercero que las universidades y demás instituciones de educación superior a las que la ley otorgue autonomía, tendrán la facultad y responsabilidad de autogobernarse, realizarán sus fines de educar, investigar y difundir la cultura de acuerdo con los principios de este artículo, respetando la libertad de cátedra e investigación, de libre examen y de discusión de las ideas, así como que administrarán su patrimonio para estos efectos. “La supremacía constitucional exige que se respete este principio”, enfatizó.

El conferencista destacó que el patrimonio debe ser administrado a través del Patronato Universitario y que hay jurisprudencia del poder judicial federal que señala que el patrimonio universitario es inalienable, imprescriptible e inembargable y contra él no puede caber ningún gravamen o decisión externa.

También la autonomía implica que la universidad dictará sus propias normas y estatutos, que debe de contar con su propio Tribunal Universitario que resuelva jurisdiccionalmente las responsabilidades de los miembros de la comunidad universitaria, y que la fiscalización debe desarrollarse siempre conforme a los principios de legalidad, es decir, es una facultad de supervisión que se enmarca en la rendición de cuentas, pero que siempre se enmarca en el principio de legalidad de la autonomía universitaria.

Indicó que el subsidio a la educación superior es una obligación de la función social educativa que el Estado debe desarrollar y que no puede supeditar el ejercicio de esta obligación a condicionamientos. Agregó que aunque todas las instituciones deben estar sometidas a las leyes aprobadas por los congresos que están integrados por fracciones parlamentarias de partidos políticos,  las universidades no estarán sometidas los intereses partidistas.

“Tenemos nosotros que tomar en cuenta que la autonomía universitaria debe, sobre todo, ejercerse con responsabilidad de la propia comunidad, que esta sea transparente para que no haya duda de cómo se manejan los fondos, que el Patronato Universitario periódicamente rinda cuentas a la sociedad y a las autoridades externas de forma clara y transparente” puntualizó el doctor González Oropeza.

Al finalizar la conferencia, el doctor Alfredo Félix Buenrostro Ceballos, Coordinador General del Centro de Estudios Sobre la Universidad (CESU), mencionó que próximamente se dará a conocer una agenda de eventos en los que se abordará la temática de la autonomía universitaria.

ARTICULOS RELACIONADOS

Mas leídos